Lanzamiento del I Curso de formación de Facilitadores en intervenciones para la prevención de la anemia con la metodología “Cocinando Como en Casa”

Desde hace algunos años, el Estado Peruano viene desarrollando diversas acciones para prevenir y tratar la anemia en población materno-infantil, aun con resultados variables. Es por ello que desde el Colegio de Nutricionistas del Perú se ha diseñado la iniciativa “ANEMIA NO VA” que nace del convenio entre el CNP y WAWA FOOD, cuyo objetivo es la prevención de la anemia a través de la mejora de ingesta y frecuencia de consumo de preparaciones a base de alimentos ricos en hierro hemínico con la metodología “COCINANDO COMO EN CASA”.


El hierro hemínico presenta una muy buena absorción, sin que existan factores que inhiban esta absorción. Los alimentos con mayor contenido de hierro hemínico son la Sangrecita, las vísceras rojas entre otras fuentes de origen animal.


Por ello, la metodología Cocinando como en Casa, resulta siendo una estrategia importante para la prevención y recuperación de la anemia. De hecho, fue implementada en una intervención en Pasco, lográndose que 87% de niños y niñas menores de 3 años quedaran libres de anemia.


La fortaleza de esta metodología radica en su alta efectividad frente a su bajo costo y además su carácter sostenible, ya que es aceptada por la población e integrada a su vida diaria, al adecuarse a la propia realidad de cada región.


De esta manera, el Colegio de Nutricionistas del Perú y Wawa Food se suman al Plan Nacional de la Reducción y Lucha Contra la Anemia en niños menores de 3 años y gestantes en el periodo 2017 al 2021, que tiene como objetivo reducir la prevalencia de anemia a un 19% en niños y niñas menores de tres años y un 18% en gestantes.


Estamos plenamente convencidos que con Políticas Públicas que consideren la inclusión y trabajo coordinado de profesionales idóneos según sus competencias y formación profesional, en cada uno de los niveles de atención, lograremos erradicar el terrible flagelo de la anemia,


Solo así lograremos un Perú más saludable, con mejores prácticas alimentarias, mayor seguridad alimentaria e inocuidad de productos; donde cada niño tenga las mismas oportunidades de salud y desarrollo, sin anemia ni desnutrición.